BFIT GETXO – Fisioterapia & Entrenamiento personal con EMS

Blog sobre Fisioterapia, Entrenamiento y Salud

¿Es necesaria una resonancia magnética si tengo dolor lumbar?

 

El dolor lumbar es un problema que afecta en torno al 70-80 % de la población general en algún momento de su vida, de los que un 10- 15 % aproximadamente tienen un origen claro, pero el resto, se considera inespecífico o inclasificable, siendo en estos casos donde el tratamiento convencional ha fracasado. En el origen de este dolor lumbar inespecífico se encuentran factores biológicos, psicológicos y sociales y factores como las conductas de dolor y otros procesos de aprendizaje que influyen en su proceso de cronificación. Es el mayor responsable de incapacidad y de absentismo laboral con el consiguiente elevado coste económico y deterioro en la calidad de vida de quienes lo padecen. Los tratamientos clínicos deben unificarse para aumentar su eficacia, evitar los procesos de cronificación y reducir los costes económicos (Aetiology, chronification, and treatment of low back pain. Casado Morales Mª Isabel et al.2008)

El dolor lumbar es un problema que afecta en torno al 70-80 % de la población genera

Un 12% de la población española presenta dolor crónico, con una duración entre 6 y 14 años (Catala, Reig et al. 2002; Breivik, Collett et al. 2006; Reid, Harker et al. 2011).

Un 60% de los pacientes está insatisfecho o muy insatisfecho con el tratamiento que reciben. Como puso de manifiesto el estudio ITACA, realizado en 100 unidades del dolor en España, el motivo de consulta más frecuente lo constituye el dolor crónico musculoesquelético, alcanzando el dolor lumbar crónico más del 50% de todas las consultas (Casals and Samper 2004).

un 10- 15 % aproximadamente tienen un origen claro, pero el resto, se considera inespecífico o inclasificable, siendo en estos casos donde el tratamiento convencional ha fracasado.

Todos los que habéis sufrido dolor lumbar sabéis un poco como funciona esto. Acudís al médico, os receta antiinflamatorios, reposo y esperar a que el dolor mitigue, habitualmente sin una mínima exploración física y sin tener en cuenta la clínica, la mecánica y otros aspectos biopsicosociales.

Si el dolor persiste es muy probable que os hagan una prueba de imagen, habitualmente una radiografía, y si no es suficiente o la clínica puede dar a pensar que hay algo más, una resonancia magnética.

Tenemos la creencia de que la resonancia magnética es una prueba con la que el médico verá claramente cual es el problema, de hecho, muchas veces no entendemos por que si los profesionales sanitarios dudan de la causa de nuestra patología no nos mandan una RM. Que fácil sería si todo fuera tan sencillo. Pero la realidad es mas compleja, y es que la resonancia, al fin y al cabo no es mas que una imagen, en la que pueden encontrarse ciertas anormalidades estructurales, pero que en cualquier caso, será casi imposible determinar si esas “anormalidades” son las responsables de nuestra clínica de dolor lumbar.

Antes de seguir con el artículo, clasifiquemos el dolor lumbar, esto nos ayudará a comprender todo lo demás.

Según la clasificación de O´Sullivan, solo el 5-10% el dolor lumbar se considera específico, esto es, sabemos cuál es la causa del dolor (Síndrome de cola de caballo, hernia discal, estenosis…) En estos casos si se aconseja realizar pruebas de imagen.

En torno al 90% del dolor lumbar se considera inespecífico, esto es, no sabemos que estructura es la responsable del dolor. En estos casos las pruebas de imagen no son de gran ayuda y los responsables son alteraciones mecánicas o de movimiento, posturales o psicosociales.

Teniendo esto en cuenta, debemos pensar que la valoración de la función y el movimiento cobran mucha más importancia que la interpretación de una prueba de imagen, siempre y cuando la clínica del paciente no haga sospechas de una patología específica, como es en la mayoría (90%) de los casos.

algoritmo-lumbar

 

En torno al 90% del dolor lumbar se considera inespecífico

¿Son eficaces las pruebas de imagen para identificar la estructura responsable del dolor lumbar?

Choosing Wiseley es una campaña sobre salud que comenzó en EEUU para establecer un puente de comunicación entre pacientes y profesionales que ayude a los primeros a elegir cuidados de salud avalados por la evidencia y que no sean potencialmente dañinos y/o innecesarios.

Este estudio concluyó lo siguiente:

-La mayoría de los casos no precisan de uso precoz de las pruebas de resonancia magnética.

-los efectos iatrogénicos del uso precoz de pruebas de imagen provocan más discapacidad e incrementan los costes médicos y las cirugías innecesarias.

-Suponen gasto sanitario elevado e innecesario.

El enfoque mecanicista de la medicina actual nos lleva a tratar de encontrar la estructura causante del dolor o la disfunción, algo realmente absurdo, teniendo en cuenta que el 90% de pacientes con dolor lumbar tienen una lumbalgia inespecífica, esto es, no sabemos cual es la estructura responsable del dolor. Lo que sí sabemos es que toda estructura inervada es capaz de generar dolor, lo que amplia mucho el abanico de opciones, es como buscar una aguja en un pajar.

Como ejemplo tenemos el siguiente estudio de Quiroz-Moreno R et al. “Alteraciones discales de columna lumbar identificadas por resonancia magnética en trabajadores asintomáticos”:

En resumen, en este estudio se escogió una muestra de 105 trabajadores sin ningún síntoma de dolor lumbar y se les sometió a un estudio radiológico mediante resonancia magnética.

toda estructura inervada es capaz de generar dolor, lo que amplia mucho el abanico de opciones, es como buscar una aguja en un pajar.

Resultados:

  • El 55% presentaron alteraciones discales en la resonancia.
  • El 38% presentó abonbamiento discal.
  • El 17% presentó protusión discal.

Por lo tanto, más de la mitad presento hallazgos significativos en las pruebas de imagen, pero todos ellos eran asintomáticos.

La pregunta es; ¿Si hubieran tenido dolor lumbar y les hacen esta misma prueba, el hallazgo en la misma se hubiera considerado el responsable de su dolor? ¿De ser así, que fiabilidad tienen estas pruebas?

Sólo será conveniente la realización de pruebas radiológicas si la información aportada por la historia clínica y una exploración física previa así lo requiere, algo poco habitual. Por ello la información aportada por las pruebas de imagen sólo puede ser tenida en cuenta cuando guarda relación con los resultados del examen físico y la historia del paciente.

¿Puede tener un efecto negativo sobre el dolor la realización de pruebas de imagen innecesarias?

 

Algunos pensarán, bueno, de todas formas, hacerme una prueba de imagen tampoco puede hacerme ningún mal…¿O si?

 

En este apartado se presenta el estudio de Barbara S. Webster et al. Estudio observacional, longitudinal y retrospectivo realizado a pacientes con dolor lumbar agudo “inespecífico” (sin signos de gravedad) antes del transcurso del primer mes.

dolor lumbar iatrogenia

Sabemos que paciente con dolor lumbar inespecífico sin signos de alarma, pueden desarrollar pensamientos, hábitos y estrategias de movimiento erróneas si reciben un mensaje alarmante por parte de un profesional sanitario basándose en las pruebas de imagen.

Esto quiere decir, que si a un paciente con dolor lumbar (Sin signos de alarma) le hacemos una resonancia, como empieza a ser habitual, es muy probable que aparezca algo. Si relacionamos su dolor con esa posible protusión que se aprecia en la imagen y adema, le decimos que tenga cuidado, que eso puede evolucionar en una hernia, que cuidado con los pesos, con moverse… el paciente acabará desarrollando creencias y estrategias de movimiento erróneas asociadas a una patología que no es la responsable de su dolor. Y esto generará adaptaciones, o mejor dicho, maladaptaciones en su sistema neuromotor que pueden acarrear problemas más graves.

Sabemos que paciente con dolor lumbar inespecífico sin signos de alarma, pueden desarrollar pensamientos, hábitos y estrategias de movimiento erróneas si reciben un mensaje alarmante por parte de un profesional sanitario basándose en las pruebas de imagen.

Hay que tener en cuenta que desde los años 90, el uso de resonancias magnéticas ha aumentado un 300%, alguien gana mucho dinero con esto.

 

AUTOR: Alvaro G. Altube. Grd. En Fisioterapia. Nº Col. 2362

Álvaro G. Altube

 

 

 

 

Compártelo si te ha gustado ...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone